¿Qué fotos vas a necesitar para tu proyecto?

fotos que vas a necesitar para tu proyecto

Si estás a punto de crear una web o si ya tienes una y tienes claro que la tienes que renovar, también has de tener en cuenta el tema de las redes sociales, porque, de alguna manera, tendrás que promover tu proyecto. Enseguida aparece EL PROBLEMA… no tienes fotos buenas, profesionales, podrías caer en la tentación de ir a lo fácil y poner fotos malas, “caseras”, o las típicas de bancos de imágenes gratis, pero… ¿Qué imagen estarías dando de tu negocio y de ti mismo? ¿Cómo te diferenciarías de los otros miles de competidores en internet?

Has dado el primer paso, sabes que necesitas fotos buenas. Y ahora que estás decidido, te voy a contar qué fotos vas a necesitar para tu proyecto 😉 ¡Adelante!

fotos que vas a necesitar para tu proyecto

 

1. Lo imprescindible… ¡¡¡la foto de perfil!!!

Vas a necesitar una foto de perfil que te guste sí o sí, que vas a poder mandar sin vergüenza, incluso con un sentimiento de orgullo o bienestar, cada vez que te la pidan para una publicación.

Para empezar, para el apartado “Sobre mí” o “Acerca de” de tu web, vas a tener que poner una foto que te parezca auténtica. Tendrás más información leyendo mi post ¿Has pensado en cuidar tu “Sobre mí” o “Acerca de”?

fotos que vas a necesitar para tu proyecto

En las redes sociales, tienes que poner tu foto sí o sí. La gente quiere saber con quién va a trabajar, a quién va a contratar. ¡Ojo! No hablamos de criterios físicos, sino de actitud. Hay que dar la cara, da igual que no seas un modelo. Es legítimo. Vas a dar más confianza si te dejas conocer, sobre todo si trabajas como autónomo o si tienes una pequeña empresa.

Para saber si tu foto tiene que ser en color o blanco y negro, formal o “casual”, puedes encontrar más información leyendo el post “¿Por qué es tan importante tu foto de perfil en redes sociales?” y otro post que te cuenta “Cómo debe ser tu foto de perfil”.

Este es un tema que a mí me costó mucho, por lo que me es muy fácil ponerme en la piel de otra persona para ayudarla a relajarse a la hora de sacarle fotos buscando el resultado más natural y auténtico posible. 🙂 No es porque una es fotógrafa que le gusta estar delante del objetivo… Pero voy aprendiendo 😉

2. Lo más descuidado pero muy importante… ¡¡¡la foto de cabecera!!!

¿Cuantas veces habéis visto en las RRSS fotos de perfil digamos “correctas”, con una foto de cabecera de fondo vergonzosa, súper pixelada, a veces robada en algún sitio, o que no tiene nada que ver con lo que presenta el protagonista? 😉

Ahora hablamos de RRSS. Todas o casi piden, además de una foto de perfil, una foto de cabecera. Y claramente, son las peores… Entonces es fundamental, a la hora de realizar una sesión de fotos, plantearse el tema. ¿Qué foto de perfil quiero? ¿Y qué foto de cabecera, que componga bien con mi foto de perfil?

 

fotos que vas a necesitar para tu proyecto

Se puede tratar incluso de algo completamente diferente, incluso sorprendente. Porque repetir 2 veces a una misma persona en modo “retrato cerrado”, tampoco quedaría bien. Se puede tratar de un detalle (un brazo, su pierna, o un paisaje, lo que sea…), o del lugar que más te inspira y, sobre todo, que equilibre la composición global a la hora de visualizar el perfil.

3. Una foto en la que se te ve trabajando, transmitiendo tu pasión

Parece “cliché” pero te darás muy rápidamente cuenta de que se trata de otra foto imprescindible: una en la que la gente te vea “trabajando”. Con trabajar, entiende vivir de tu pasión, transmitir tus valores, o enseñar, por ejemplo, una de tus creaciones favoritas, tu herramienta de trabajo más valiosa, etc.

fotos que vas a necesitar para tu proyecto

4. Si compartes un proyecto con más gente…

No olvides tener buenas fotos de grupo si cuentas con otros socios o algunos empleados. De hecho, en otro post, te hablo de la sesión de grupo como un maravilloso ejercicio de Team Building: ¿te lo has planteado? 😉

5. ¿Quieres sorprender a tus seguidores y dejar huellas? 🙂

Ya que tienes pensadas las fotos imprescindibles que vas a necesitar, piensa en cómo sorprender a tus seguidores, a tus potenciales clientes, para que se acuerden de ti.

Al tener fotos de calidad, vas a diferenciarte de tu competencia, es evidente. Pero si quieres dar un paso más allá, piensa en tener algunas fotos diferentes, que sorprenden. Pueden ser fotos con una iluminación dramática, o tomadas con un ángulo diferente, un plano inusual, o bien ser fotos graciosas…

Además de ser divertido y activar la imaginación de cada uno, ¡te aseguro que no te arrepentirás a la hora de lucir con tus fotos en la web!

fotos que vas a necesitar para tu proyecto

¡Marca hoy la diferencia y reserva tu sesión! Me puedes consultar sin compromiso, escribiéndome a info@florencelabasque.com

 

 

¿Has pensado en cuidar tu “Sobre mí” o “Acerca de”?

Sobre mí o Acerca de mí

Como la mayoría de emprendedores y gente curiosa en general, o bien ya tienes una web o un blog o estás pensando en crearlo. Pues bien debes saber que una de las partes más descuidadas, al menos al principio, suele ser el “Sobre mí” o “Acerca de”.

Permíteme que te diga que ¡¡¡ES UN GRAN ERROR!!! Esta pagina con información más personal es una de las partes más visitadas de una pagina web y tiene influencia directa en tus ventas.

¿Por qué? Porque la gente necesita cierta confianza a la hora de contactarte, contratarte un servicio o comprarte un producto. Puede haber algo de cotilleo en esto, pero normalmente queremos estas seguros de que hacemos negocios con las personas adecuadas.

Ya me has entendido: no puedes descuidar tu “Sobre mí”. Aquí te dejo las 3 claves imprescindibles para que esta sección de tu web o blog destaque. 🙂

1. El contenido: di mucho, sin decirlo todo, pero de forma impactante

La gente que lee tu “Sobre mí” quiere conocerte. Está intentando conectar contigo, identificarse contigo, antes de ponerse en contacto y hablar de negocios.

Está claro que el “Sobre mí” tampoco tiene que ser un lugar donde contar toda tu vida. Pero sí, algunos acontecimientos importantes de tu vida. Lo que te gusta, cómo has llegado donde estás, qué haces, y por qué lo haces. Eso es lo que cuenta.

Otro detalle importante es que lo cuentes con tu propio estilo, ¡qué seas TÚ! Te puedes inspirar leyendo el “Sobre mí” de otras personas, pero al final tiene que ser TU “Sobre mí” 🙂 y no una copia o texto “fusilado”.

 

2. ¿¿¿Y la foto???

Pero si ya lo saben todo de mí, ¡¿por qué además me quieren ver?!

Porque salvo que seas una empresa inmensa, impersonal, querrán saber con quién están hablando. ¿No te parece normal?

Primero tienes que poner una foto de ti, sí o sí. Y una foto en la que no se te vea escondido. Tienes mucho que compartir, que transmitir, así que no es conveniente “esconderse”. 🙂 Este es un ejemplo de fotos perfectas para el “Sobre mí”: se ve al artista, se le puede reconocer, con su herramienta de trabajo, pero no se esconde tras ningún artificio.

Te cuento aquí mi propio ejemplo. Cuando creé mi web de fotografía, me daba vergüenza poner una foto de mí (ME ENCANTA RETRATAR A LA GENTE, pero mucho menos salir yo en las fotos). Así que, para empezar, puse un autoretrato, escondida detrás de mi cámara… Después de varios intentos tímidos, y aceptando la idea de que tenía que dejar de esconderme, conseguí tener esa foto más “digna” que tengo ahora en mi “Sobre mí”. 😉

Te cuento otra anécdota personal: antes tenía un blog de cocina vegetariana. Lo creé en aquella época en la que pocas personas tenían un blog y parecía algo muy guay, muy friki. 😉 Pensaba que solo importaba el contenido y publicaba como una máquina. No nos engañemos, el contenido es muy importante, y cuando se van dando cuenta de que tiene valor, te ponen en un pedestal, te piden consejos, asesoramientos y te quieren mandar productos para probarlos. Pero el contenido no lo hace todo.

Cambió la cosa el día que acepté contar un poco más de mi vida (y eso que soltaba muy poca información) y poner una foto de mí. Porque al final, si tienes un blog, la gente te lee porque lo quiere, porque le gusta tu contenido, y te quiere conocer, hasta convertirse en un cliente (o seguir siendo un fiel cliente).

3. Ahora que te has conectado con ellos, ¡¡¡no dejes que se vayan!!!

Ahora que te has presentado con un texto perfecto y una foto perfecta, ¡no dejes que se vayan de tu web!

Al final del apartado Sobre mí, tienes que poner un botón de llamada a la acción (puede ser un “Contáctame”, o “Descubre más opiniones” con una página de testimonios para generar aún más confianza, o ir directo al grano con una acción de compra o de reserva).

Conclusión: no descuides tu “Sobre mí”. Y… ACTUALÍZALO de vez en cuando: el texto, cuando surja algún cambio interesante e importante en tu vida; la foto, cuando te parezca que ya ha llegado el momento de cambiarla.

Ahora sabes, si tienes cualquier duda o necesidad para tener LA FOTO PERFECTA para tu Sobre mí, escríbeme a info@florencelabasque.com