¿Qué tipo de ropa te vas a poner para tu sesión de fotos?

Has leído varios de mis posts, te has dado cuenta de la necesidad de tener buenas fotos y ya tienes tu sesión reservada. 🙂

Ahora te preguntaras… “¡¿Qué me voy a poner el día de la sesión?!”

Te dejo aquí las preguntas que te tienes que hacer para sacar el máximo partido de la sesión:

1. ¿Qué tipo de fotos quieres?

¿Necesitas una foto formal, por ejemplo, para tu perfil de LinkedIn?

¿Necesitas una foto más informal y natural para el apartado Sobre mí o Acerca de mí de tu web?

¿Quieres tener algunas fotos divertidas y fotos más especificas para las cabeceras de tus posts y RRSS?

Apúntate todo lo que se te ocurra para preparar la ropa adecuada.

Te doy un ejemplo muy sencillo: imagínate que fueras emprendedor, teniendo una empresa especializada en SEO, y también eres músico y hecho un aficionado de viajes. Podríamos pensar en algunas fotos más formales para tu web de SEO y tu perfil en RRSS, y otras más personales que hablen de ti, con un cambio de ropa y de atrezos (con tu instrumento, o la mochila con la que más tu gusta viajar 😉 ).

2. ¿Cuántos cambios de ropa tienes previstos?

En función de la duración de la sesión por la que has optado, te dará tiempo o no a cambiarte de ropa varias veces.

Si tienes una sesión de 1 hora, solo te podrás cambiar una vez y rápidamente.

Si se trata de una sesión más larga, que es el caso más habitual, te aconsejo llevar varios tipos de ropa, teniendo en cuenta lo que cuento en el punto 1. 🙂

Piensa en un estilo formal, uno más informal, incluso en algo gracioso si tienes una idea de foto divertida. Está bien tener prendas claras y otras oscuras para ir cambiando de fondos e iluminaciones.

En cuanto a los colores, encontrarás toda la información en mi post ¿Qué colores elegir para tu sesión de fotos?

3. ¿Lo más importante? → ¡¡¡Estar a gusto!!!

Parece evidente, pero nunca está de más repetirlo: lo más importante es que estés a gusto en la ropa que eliges.

El día de la sesión es un día especial, así que puedes llevar ropa especial, pero siempre que te sientas cómodo con ella.

Intenta que sea la ropa que más te favorezca (ante la duda, a veces está bien pedirles consejos a tus amigos o familiares más directos y sinceros).

Otro punto muy, que la ropa refleje tu personalidad, lo que quieres transmitir (sobre todo si estás puliendo tu marca personal).

4. Algunos detalles “técnicos”

Nada peor que tener un headshot con un cuello arrugado… O una foto de cuerpo entero con un vestido y la marca de los calcetines pronunciada a la altura de los gemelos… O una camiseta blanca con el sujetador negro debajo, robando todo el protagonismo.

Para evitar ese tipo de “accidentes” que son muy frecuentes, unos días antes de la sesión, ten claro la ropa que te vas a querer poner. Es imprescindible tenerla limpia y bien planchada. Lo mejor es llevarla en una funda de traje para evitar que se arrugue.

Si vas a querer cambiarte durante la sesión, piensa en llevar también los complementos correspondientes (ropa interior, calcetines, medias, etc.).

Para terminar, me parece importante pensar en el detalle del cuello: que no se vean muchas “capas”, por ejemplo, una camiseta interior debajo de una camisa debajo de un jersey. 😉

5. Preparados, listos… ¡ya!

Con lo que acabas de leer, estarás preparado para disfrutar plenamente el día de la sesión. Si te quedas con alguna duda, estaré encanta de poder asesorarte. 🙂

Deja un comentario